01Jun
By: Community Encendido: 1 junio, 2018 In: Noticias Comments: 0
  •  La Comunitat Valenciana desarrolla un modelo de atención integrada para los pacientes crónicos complejos y paliativos y sus cuidadores
  • Nieves Bosch, directora médico de Solimar expuso las ventajas para los residentes del proyecto emprendido por La Fe para mejorar la asistencia en los usuarios de las residencias de mayores

‘La Jornada de Transformación Sanitaria ‘Mejorando la atención de los pacientes crónicos complejos y paliativos’, ha reunido en el Hospital La Fe de Valencia a pacientes, cuidadores, asociaciones de pacientes y organizaciones sociales, profesionales y directivos del sector sanitario y del sector social con el objetivo de mejorar entre todos la atención a este colectivo.

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, ha asegurado hoy que en el tramo final de la vida el ciudadano confía al sistema sanitario la responsabilidad de velar por su salud, «pero el sistema sanitario no puede estar a la espera de que se le necesite, ha de ser proactivo y acompasarse a las necesidades de la ciudadanía de una manera coordinada e integrada con el sistema social». Por ello, son las instituciones públicas implicadas quienes deben actuar de forma conjunta y los profesionales quienes deben liderar el cambio.

Una de las mesas redondas que han tenido lugar durante la jornada presentaba el proyecto liderado por la Unidad Domiciliaria de Atención Integral a Residencias (UDAIR) , moderada por Mónica Alminyana, gerente de la Fe y presentado por Nieves Bosch, directora médico de Solimar, Enrique Soler, director Atención Primaria; Juan Ramón Domenech, médico especialista en geriatría; Ricardo Rodríguez, enfermero Atención Domiciliaria y Telemedicina y Sole Giménez, enfermera Atención Domiciliaria y Telemedicina.

El plan que ha impulsado la Fe propone una evaluación previa de todos los residentes de las residencias del área de actuación del hospital para tratar así de evitar derivaciones al hospital de urgencias o ingresos. De esta forma el personal de la Unidad de Hospitalización a Domicilio (UDH), conocería y dispondría de un historial de cada paciente para saber cómo mejorar la atención.

La residencia Solimar Massanassa ha sido la primera en participar en el programa y después de tres meses de trabajo ya se ha pasado consulta con todos sus residentes y establecido el nivel de envejecimiento al que pertenece. La directora médico del grupo residencial, Nieves Bosch ha puesto de manifiesto las bondades de este proyecto “la atención que recibirán a partir de ahora los usuarios por parte de la UDH será más precisa, ya que dispondrán de toda la información necesaria”. “Por otra parte, la relación y comunicación entre el personal del hospital y la residencia es más dinámica y dispone de los canales adecuados”.

Otra mejora directa para la residencia y sus usuarios es que el personal ha recibido formación directa del personal del hospital, así pues, tratándose de personal con conocimientos previos en geriatría ha resultado ser muy efectiva.

 

Residencias de mayores SolimarResidencias de mayores SolimarResidencias de mayores Solimar