21Sep
By: Community Encendido: 21 septiembre, 2018 In: Noticias Comments: 0

La práctica de actividades artísticas en personas de la tercera edad tiene múltiples beneficios en su salud.

Les ayuda a trabajar las capacidades de concentración, paciencia, perseverancia, disciplina y creatividad.

Carmen «La Cubana» como le gusta que se la llame, residente en la residencia para mayores Solimar Alzira, nos muestra su espectacular obra de arte. Este dibujo hecho y pintado a mano con relieves 3d muestra su gran capacidad artística.

El uso de diferentes utensilios necesarios para pintar que se utilizan en el centro residencial en la sala Tasoc como lápices, carboncillos o pinceles les ayuda a desarrollar la motricidad fina, además nuestro cerebro interviene activamente en la actividad de pintar. El hemisferio izquierdo de nuestro cerebro, responsable de las tareas lógicas, está presente, así como el hemisferio derecho, responsable de la creatividad y la imaginación. Por tanto, cuando pintamos, estamos trabajando con el cerebro, y desarrollamos su capacidad.

img_6105_previewEimg_6108_previewimg_6109_preview