01Oct
By: Community Encendido: 1 octubre, 2020 In: Noticias Comments: 0

Hoy se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores, y este año es distinto a otros años por las circunstancias de la pandemia en la que nos encontramos.

El periódico Las Provincias dedica a los Centros Residenciales Solimar una página especial en el día de hoy sobre el esfuerzo para la contención del virus.

 

“Los trabajadores de las residencias Solimar se han esforzado al máximo en respetar todas
las medidas para impedir la entrada del virus y seguir cuidando a sus residentes”

Todo el personal del grupo de residencias para personas mayores Solimar se ha esforzado al
máximo por contener el virus COVID-19 durante esta pandemia. El grupo residencial con
centros en las localidades de Massanassa, Sollana, Guadassuar, Sollana, Alzira, Daimús,
Tavernes de la Valldigna y la Olleria ha implementado al detalle todas las medidas impuestas
desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y el Ministerio de Sanidad desde el inicio
de la crisis sanitaria generada por el COVID-19, así como otras normas valoradas por el equipo
directivo de la empresa y que su puesta en marcha, antes incluso de que hubiera normativa al
respecto, ha resultado ser clave para la contención del al virus en su primera etapa.
La limpieza extraordinaria, el cierre de espacios comunes como terrazas, salas de visionado,
estancias para actividades socioculturales, baños comunes… así como la restricción de visitas,
antes de que las autoridades sanitarias lo impusieran son algunas de las medidas incluidas en
el protocolo COVID desarrollado por Solimar.

“Los trabajadores han demostrado su vocación por su trabajo. Se han dejado la piel día a día
en los centros siguiendo las medidas al máximo y en el trato con los usuarios” explica Marcos
Penadés, Gerente de Geroresidenciales Solimar. “Al fin y al cabo, depende de la
responsabilidad de cada uno de los más de 500 trabajadores de Solimar evitar que el virus se
propague. Y es a ellos, a auxiliares de enfermería, personal de limpieza y mantenimiento,
equipo médico y de cocina… que hay que estarles agradecidos por haber rendido al doscientos
por cien durante esta crisis”.

Pero no sólo se trata de sobrellevar la “situación COVID”, hay muchas personas que viven en
los centros Solimar, es su casa y se ha visto afectada en sus rutinas, actividades e incluso en las
reuniones con sus familiares. “Así que, es entonces, cuando los trabajadores que les ayudan
con sus tareas día tras día, más cercanos se vuelven, más familia por así decirlo… y los
profesionales han demostrado estar a la altura y poder dar ese apoyo a las personas que lo han
necesitado” añade Penadés.

“Aunque la situación es muy cambiante como se está viendo, se ha podido contener la
propagación del virus en los centros Solimar. Al comienzo de la pandemia, que fue la etapa más
difícil debido al desconocimiento del virus por parte de las autoridades y de cómo proceder, se
controlaron muy bien los casos por coronavirus, siendo puntuales, aislados y debidamente
tratados según los protocolos establecidos por el ministerio” detalla el gerente del grupo.