14Ene
By: Community Encendido: 14 enero, 2018 In: Noticias Comments: 0

En la residencia Solimar Daimús, dentro de su agenda semanal siempre está la práctica de actividades artísticas. Está demostrado que en personas de la tercera edad, esta práctica afecta de forma positiva en la salud y calidad de vida de los residentes.

Les ayuda a trabajar las capacidades de concentración, paciencia, perseverancia, disciplina y creatividad.

Y no sólo eso, pintar nos ayuda en nuestro ámbito comunicativo, ya que nos permite expresar de forma diferente lo que sentimos.

Nuestro cerebro interviene activamente en la actividad de pintar. El hemisferio izquierdo de nuestro cerebro, responsable de las tareas lógicas, está presente, así como el hemisferio derecho, responsable de la creatividad y la imaginación. Por tanto, cuando pintamos, estamos trabajando con el cerebro, y desarrollamos su capacidad.

 

img-20180106-wa0009img-20180106-wa0010img-20180106-wa0015img-20180106-wa0019img-20180106-wa0025img-20180106-wa0027img-20180106-wa0028