By: usuario00 Encendido: marzo 28, 2014 In: Noticias Comments: 0

musicoterapia

Este año ha llegado la musicoterapia a la residencia, y con ella pretendemos que la música estimule el aspecto afectivo y emocional de nuestros residentes. La musicoterapia permite acercar a las personas mayores al mundo sonoro a través de estimular sus intereses. Esta actividad también tiene el objetivo de integrar socialmente a la personas, además de darles la posibilidad de que se puedan establecer relaciones interpersonales.
Así se pretende aumentar la comunicación y expresión de las personas mayores, favoreciendo su desarrollo social y emocional.
En el taller de musicoterapia trabajamos la música y sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) y con ella promovemos la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas de las personas.
En el centro contamos con instrumentos diversos: flautas, claveles, tambores, castañuelas, trompeta, armónica… y podemos hacer diferentes actividades con su práctica.
También escuchamos diferentes melodías con el fin de reconocer sonidos de la naturaleza, canciones, autores, géneros musicales, instrumentos…
De esta manera, la música es un estímulo que enriquece el proceso sensorial, cognitivo (pensamiento, lenguaje, aprendizaje y memoria) y también enriquece los procesos motores, además de fomentar la creatividad y la disposición al cambio. Así, diversos tipos de música pueden reproducir diferentes estados de ánimo, que a su vez pueden repercutir en tareas psicomotoras y cognitivas. La música ha sido y es un medio de expresión y comunicación no verbal, que debido a sus efectos emocionales y de motivación, provoca la liberación de una serie de sentimientos que agradan mucho a nuestros residentes.
En definitiva, los beneficios que aporta el taller de musicoterapia en diferentes campos, los resumimos en los siguientes puntos:
• Cognitivo. La musicoterapia, en este caso ayuda al aprendizaje, mejora la orientación en la realidad, aumenta la capacidad de atención y concentración y mantiene o mejora las habilidades verbales y de comunicación. Además ayuda a trabajar la memoria, pues requiere recordar información y transmitirla.
• Físico. La musicoterapia, en este punto, ayuda a mantener la movilidad de las articulaciones y aumenta la fuerza del músculo. También promueve la relajación, reduce la agitación y disminuye los niveles de ansiedad.
• Socioemocional. La musicoterapia aumenta la interacción y comunicación social, reduce y previene el aislamiento y mejora las habilidades sociales y la autoestima.Asimismo ayuda a motivar para la participación social.
• Espiritual. La musicoterapia facilita espacios de reflexión sobre temas trascendentales que preocupan a los mayores.

Trackback URL: http://www.solimar.es/lala/trackback/